LA PRUEBA DE FUEGO 7 VECES ARDIENTES:
DANIEL CAPITULO 3
19 Entonces Nabucodonosor se llenó de ira, y se demudó el aspecto de su rostro contra Sadrac, Mesac y Abed-nego, y ordenó que el horno se calentase siete veces más de lo acostumbrado.
20 Y mandó a hombres muy vigorosos que tenía en su ejército, que atasen a Sadrac, Mesac y Abed-nego, para echarlos en el horno de fuego ardiendo.
21 Entonces estos varones fueron atados con sus mantos, sus calzas, sus turbantes y sus vestidos, y fueron echados dentro del horno de fuego ardiendo.
22 Y como la orden del rey era apremiante, y lo habían calentado mucho, la llama del fuego mató a aquellos que habían alzado a Sadrac, Mesac y Abed-nego.
23 Y estos tres varones, Sadrac, Mesac y Abed-nego, cayeron atados dentro del horno de fuego ardiendo.
24 Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó apresuradamente y dijo a los de su consejo: ¿No echaron a tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad, oh rey.
25 Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego sin sufrir ningún daño; y el aspecto del cuarto es semejante a hijo de los dioses.
26 Entonces Nabucodonosor se acercó a la puerta del horno de fuego ardiendo, y dijo: Sadrac, Mesac y Abed-nego, siervos del Dios Altísimo, salid y venid. Entonces Sadrac, Mesac y Abed-nego salieron de en medio del fuego.
27 Y se juntaron los sátrapas, los gobernadores, los capitanes y los consejeros del rey, para mirar a estos varones, cómo el fuego no había tenido poder alguno sobre sus cuerpos, ni aun el cabello de sus cabezas se había quemado; sus ropas estaban intactas, y ni siquiera olor de fuego tenían.
28 Entonces Nabucodonosor dijo: Bendito sea el Dios de ellos, de Sadrac, Mesac y Abed-nego, que envió su ángel y libró a sus siervos que confiaron en él, y que no cumplieron el edicto del rey, y entregaron sus cuerpos antes que servir y adorar a otro dios que su Dios.

ASI COMO ESTOS HOMBRES ENTRARON A ESTA PRUEBA DE FUEGO CON UN HORNO CALENTADO 7 VECES QUE HASTA LOS QUE TE HAN LLEVADO A ESTA PRUEBA HAN PEDECIDO, PERO NINGUN PELO DE SU CABEZA FUE CHAMUSCADO, Y EL SEÑOR ENVIO A JESUSCRISTO PARA QUE LOS RESGUARDARA, NO HAY QUE TENER MIEDO Y JAMAS PERDER LA FE, PORQUE ESTAMOS EN LA PRUEBA PERO EL SEÑOR NUNCA NOS VA A DESAMPARAR.
 le gusta esto.
Captcha Challenge
Recargar Imagen
Recientemente Visto Por
  • Iris
  • Grisel mendoza
  • Monica Pineda
  • Ebenezer New Orleans
  • ADMINISTRADOR DE LA RED
Go to top